Los reyes del dividendo

El fuerte incremento de la remuneración a los accionistas relanza los fondos de reparto

Los fondos de reparto despertaron el interés de los inversores más conservadores que vieron en ellos una alternativa a las exiguas rentabilidades que ofrecían depósitos y bonos. Hasta la llegada del coronavirus y la suspensión del dividendo por parte de las empresas.

Ahora no sólo han vuelto, sino que lo hacen con más fuerza, convirtiéndose en una alternativa real a la compra de acciones ante la perspectiva de que el próximo año el potencial de la renta variable será menor que en 2021. «Por ello, los dividendos deberían volver a ser más importantes como fuente de ingresos», explica Thomas Schuessler, portfolio manager del DWS Top Dividende.