Los fondos cripto se abren hueco en Europa

La normativa y el interés de los inversores han favorecido los nuevos productos cotizados

Cada vez son más los inversores que buscan incorporar activos digitales y criptodivisas en las carteras. Esta demanda, que empezó a crecer en 2020, se ha convertido en una corriente imparable este año a la que han sabido adaptarse las gestoras. A finales de noviembre, tanto Invesco como WisdomTree lanzaron ETP sobre cestas de criptodivisas y que se diferencian de los recientes ETF sobre activos digitales que han comenzado a cotizar en los Estados Unidos en que tienen respaldo físico, mientras que los estadounidenses se basan en futuros.

¿Por qué estos lanzamientos se producen en Europa? Aparte de la alta demanda, se han visto beneficiados por un cambio de regulación. Nos referimos a la normativa internacional del blockchain, conocido como reglamento MiCA, en el que se busca asegurar que el marco regulatorio de los servicios financieros europeo sea favorable a la innovación y no suponga obstáculos para la aplicación de nuevas tecnologías. En la propia propuesta se establece que hasta la fecha los criptoactivos existentes no plantean ninguna amenaza para la estabilidad financiera europea, aunque esto no implica que no se pueda cambiar a futuro.