Previsiones económicas sobre terreno pantanoso

Bruselas eleva las previsiones de crecimiento de España, pero no hay margen para el optimismo. Tiempo de escucha: 2 minutos

El director de la revista Inversión, Alejandro Ramírez, plantea sus obsesiones editoriales junto a los expertos del semanario y las fuentes más solventes del sector. Episodios disponibles las tardes de lunes a viernes, tras el cierre de los mercados europeos. 

Transcripción

Hola a todos. Soy Alejandro Ramírez y estas son las obsesiones de la revista Inversión al cierre de los mercados europeos. Hoy es jueves 11 de febrero.

La Comisión Europea ha elevado las previsiones de crecimiento para la economía española tres décimas este año, del 5,3 al 5,6 por ciento y cinco décimas en 2022, del 4,8 al 5,3 por ciento.

España, de este modo, liderará el crecimiento en la zona del euro después de haberse convertido en el país que más ha caído durante la pandemia.

Lo que sin duda es una noticia positiva, no se puede celebrar porque todo está en el aire.

Por un lado, la propia Comisión reconoce las dificultades de hacer previsiones en este escenario que se cumplirá siempre y cuando los contagios remitan, la campaña de vacunación no se frene y se pueda poner fin a las restricciones.

Son previsiones en un terreno inestable, pantanoso, mejor dicho. Por eso hay que recibirlas con mucha cautela.

Lo que sí tiene claro Bruselas es que España se enfrentará a una avalancha de quiebras de empresas en cuanto se terminen las ayudas económicas.

Además, la recuperación será muy desigual. La economía de la eurozona alcanzará el nivel previo a la crisis en 2022, pero España, no. Tendrá que esperar un año más. 

Con este panorama, la bolsa española ha vuelto a caer.

Hoy ha sumado su tercera sesión consecutiva a la baja. Los recortes han sido moderados, del 0,34 por ciento y ha conseguido mantenerse por encima del nivel de los 8.000 puntos.

Saludos.

En portada