Obsesiones ● El rally de la basura

La subida de los valores desahuciados por el mercado no está exenta de riesgos. Escuche a Alejandro Ramírez en 'Obsesiones'

El director de la revista INVERSIÓN, Alejandro Ramírez, plantea sus obsesiones editoriales junto a los expertos del semanario y las fuentes más solventes del sector. Podcasts disponibles las tardes de lunes a viernes. Escucha de 3 minutos:

Transcripción

Hola a todos. Soy Alejandro Ramírez y estas son las obsesiones de la revista INVERSIÓN al cierre de los mercados europeos.

La revista INVERSIÓN publica en su número de esta semana un interesante reportaje sobre la espectacular reacción de la bolsa española a las noticias sobre la vacuna, lo que Société Générale ha calificado como el rally de la basura.

Y es que los grandes protagonistas han sido los valores hundidos por la pandemia, los que estaban este ejercicio desahuciados por los inversores.

El semanario económico justifica el que el movimiento alcista fuera tan brusco en el mercado español al elevado número de apuestas bajistas que pesaban sobre las compañías del IBEX 35, ante la perspectiva de que España iba a seguir siendo uno de los países más castigados por el coronavirus.

“Ha sido un movimiento impresionante de cortos”, lo resume un gestor en el reportaje.

Aunque es muy posible que este rally tenga continuidad las próximas semanas, la revista INVERSIÓN alerta también a los inversores sobre los riesgos que corren si ahora centran exclusivamente su apuesta en los valores más castigados.

La rotación, para que tenga éxito, tiene que ser poco a poco y mirando título por título. Porque hay acciones que han subido mucho, pero se encuentran en una situación financiera muy delicada y todavía tienen numerosas incógnitas por despejar.

Y paciencia, porque parece imposible que lo hagan en 2021.El peligro de una semana, de extremos, de grandes subidas y bajadas es creer que lo que antes era bueno y funciona ahora no vale.

Y lo que antes no subía es lo que hay que tener en estos momentos en cartera. Ni lo uno ni lo otro, porque al final el mercado pone a todo el mundo en su sitio. Saludos.

En portada