Las sicavs y el debate político

Con la aprobación de la ley antifraude se espera que las sicavs dejen de utilizarse como arma electoral. Tiempo de escucha: 2,5 minutos

El director de la revista Inversión, Alejandro Ramírez, plantea sus obsesiones editoriales junto a los expertos del semanario y las fuentes más solventes del sector. Episodios disponibles las tardes de lunes a viernes, tras el cierre de los mercados europeos. 

Escuche Inversión en:

Transcripción:

Hola a todos. Soy Alejandro Ramírez y estas son las obsesiones de la revista Inversión al cierre de los mercados europeos. Hoy es martes 25 de mayo 

La nueva ley antifraude, que llevaba seis meses atascada en el Congreso, endurecerá los requisitos para invertir en las sociedades de inversión de capital variable (sicav). 

Para que estos vehículos de inversión puedan tributar al 1% necesitarán 100 accionistas con una inversión mínima de 2.500 euros. 

Con esta medida se trata de eliminar de las sicavs a los accionistas de relleno, los conocidos como «mariachis».

Pero no está claro en qué se ha basado el Gobierno para fijar esa cantidad mínima y, sobre todo, por qué mantiene en 100 el número de accionistas.  

La realidad es que no todas podrán cumplir con estos requisitos, que no se exigen en otros países europeos. 

La industria de gestión de activos española vuelve a quedar en desventaja a la hora de competir con otras plazas financieras. 

Como numerosas sicavs tendrán que disolverse la ley contempla un plazo transitorio de seis meses exento de impuestos, incluida la tasa Tobin, para reinvertir en otros activos. 

La buena noticia es que con esta ley se espera que las sicavs queden fuera definitivamente del debate político, de la demagogia y la utilización electoral que desde 2015 han hecho de este vehículo de inversión buena parte de los partidos. 

La mayoría de las veces con argumentos equivocados.

Segundo cierre plano del IBEX 35 

El que no ha utilizado bien los magníficos datos de confianza empresarial publicados por el instituto alemán Ifo ha sido el IBEX 35. Por segunda sesión consecutiva ha protagonizado un cierre prácticamente plano.

Se ha revalorizado un mínimo 0,03 por ciento y aguanta por encima de los 9.200 puntos. Pero se esperaba más en la jornada de hoy. 

Saludos. 

En portada