El show de las vacunas

La comunidad financiera ignora el optimismo del Brexit y el show de las vacunas. Tiempo de escucha: 3 minutos

Transcripción

Soy Ismael García Villarejo y estas son las obsesiones de la revista Inversión al cierre de los mercados europeos. Hoy es 28 de diciembre.

Este lunes quedó claro que los inversores no han leído las cursi-crónicas con las que periodistas de media Europa informaron del caótico despliegue de la vacuna. La esperanza viaja en una inyección, llegó a titular alguien de peso. 

Dicho lo anterior, permítanme que también use paralelismos simplones para resumir la jornada bursátil: la dosis de realidad la ha tenido que inyectar el mercado. Y ni con esas nos vacunan a todos contra el seguidismo político. Insisto, perdón. 

Pero es evidente que la comunidad financiera no ha comprado ni el optimismo del Brexit ni el de las vacunas.

Las bolsas europeas descontaron con avances moderados el acuerdo del Brexit y el desbloqueo del plan de estímulos aprobado por Trump la última madrugada en los EEUU. 

En el caso del IBEX 35, las ganancias rondaron el 0,7 por ciento. En el resto de Europa, el mejor tono fue el del DAX alemán, el selectivo tiró del mercado y alcanzó sus máximos históricos, tras revalorizarse el 1,6 por ciento 

En Wall Street, el S&P 500 subía alrededor del 0,8 por ciento tomando como punto de referencia el cierre europeo.

El acuerdo del Brexit se traduce, por tanto, en avances; pero tampoco desata la euforia en el Viejo Continente, que se enfrenta a un panorama muy complejo debido al coronavirus (a pesar del contexto voluntarista descrito por algunos). 

Y es que el show político y de descoordinación en el que se ha transformado la distribución en Europa de las vacunas apenas corrige el sentimiento de cautela inversora. 

La realidad es tozuda: hay severas restricciones en países como Francia y Alemania. España sigue sumida en la confusión. 

Pero en la mente de los inversores sigue tamboreando el Brexit como primera preocupación: el mercado es consciente de que la implementación del acuerdo entre Londres y Bruselas vendrá acompañada de nuevos problemas, que se sumarán a los de la pandemia.

También es cierto que la Bolsa de Londres estuvo hoy cerrada por festivo, lo que ha supuesto menos actividad y movimientos menos volátiles.

Y ante este panorama, ¿qué pasos seguir? De momento, la comunidad financiera llama a la calma e insta a los inversores a ser pacientes y mantener las estrategias.

En nombre de Alejandro Ramírez y el resto del equipo de la revista Inversión, gracias por el privilegio de su tiempo.

En portada