Un toque de arrogancia en Astrazeneca

Rebelión en Astrazeneca. El 40 por ciento de los accionistas están en contra de la nueva política de remuneraciones

Hace tres años, el CEO de Astrazeneca, Pascal Soriot, se mostraba entre molesto y resignado en una entrevista en el diario The Times

En 2017 había cobrado 9,4 millones de libras (unos 11 millones de euros) y comentaba: «La verdad es que soy el CEO con el menor salario de la industria. Hasta cierto punto es irritante. Pero al final, es lo que es».