¿Riesgo electoral? Sin complicaciones a la vista

Los mercados no parecen preocupados por las próximas elecciones presidenciales italianas y francesas

La calma de los mercados de bonos ante una posible remodelación del Gobierno en Italia y las elecciones francesas de abril es buena prueba, si es que se necesitaba alguna, de que las muestras de solidaridad de Europa durante la pandemia han eliminado casi por completo el riesgo de que se produzca una ruptura de la zona euro. 

El período previo a estos eventos es muy diferente al de 2017 y 2018, cuando la perspectiva de una presidencia francesa de extrema derecha y euroescéptica y los enfrentamientos de los políticos italianos con Bruselas, respectivamente, hicieron saltar las alarmas de ruptura de la eurozona.