Peligros de infraestimar y de creer ciegamente en la supervisión

Infraestimar el efecto halo en el mundo de las inversiones puede ser tan peligroso como creer ciegamente en los mecanismos de supervisión

Ha tenido relativamente poca repercusión en la prensa económica española el final de la fintech alemana Wirecard AG. Sin embargo, el caso será uno de los que recordaremos junto otros clásicos como Enron, Barings o Parmalat.

Infraestimar el efecto halo en el mundo de las inversiones puede ser tan peligroso como creer ciegamente en los mecanismos de supervisión. El efecto halo, acuñado por el psicólogo Eduard Thorndike en 1920 y ampliamente utilizado por los economistas conductuales, se trata de un sesgo cognitivo que afecta a la manera con la que las personas nos creamos opinión sobre otros sujetos.