Los rivales que aprietan a Tesla

El éxito de la salida a bolsa de Rivian y el apoyo de Amazon meten presión a Elon Musk

Elon Musk, CEO de Tesla.

El dominio abrumador de Tesla en la fabricación de vehículos eléctricos comienza a tener sus días contados. La salida a bolsa de Rivian, líder en la fabricación de vehículos SUV eléctricos, no sólo fue la mayor de este año (se valoró a la compañía en 100.000 millones de dólares), sino que el mercado descuenta que el momento para el sector ha llegado (y antes de lo previsto). En apenas una semana que lleva cotizando, las acciones de Rivian ya ganan casi el 70 por ciento.

Hay varios factores que explican la confianza de los inversores en Rivian y por qué la convierten en el rival más fuerte de Tesla. La empresa tiene «la ventaja de contar con un mercado objetivo más amplio, socios de renombre y una oferta democratizada» afirma Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro. Esto se traduce, por un lado, en un modelo de negocio más amplio, ya que los vehículos eléctricos ya no se limitan a berlinas, sino que también incorporan la fabricación de SUV y furgonetas. Por otro lado, entre sus patrocinadores destacan el gigante del comercio electrónico Amazon, que no sólo tiene una participación del 22 por ciento, sino que ha hecho un pedido de 100.000 camionetas. Ford tiene una participación del 14 por ciento y la gestora de fondos T Rowe Price, del 19 por ciento. Por último, fue también positivo el hecho de que los inversores minoristas pudieron acceder a la salida a bolsa al mismo tiempo que los inversores institucionales, lo que refleja el creciente interés por estas empresas.