Los fondos chinos se enredan en Nueva York

A China le queda viento de cola aunque los Estados Unidos limiten la posibilidad de invertir ahí. El apetito inversor se abre paso

Los fondos de renta variable china fueron una de las categorías que mejor desempeño logró durante 2020 y una de las recomendaciones estrella de los expertos para 2021 ante la mayor eficacia del gigante asiático en el control de la pandemia, su gran exposición al pujante sector tecnológico y una atractiva demografía, caracterizada por una creciente clase media ávida por consumir. 

En concreto, los fondos de bolsa china se anotaron una revalorización del 25,92 por ciento en el ejercicio que acaba de terminar; mientras que sus homólogos de acciones A (correspondientes a compañías que cotizan en los mercados domésticos de Shenzen y Shanghai) subieron aún más y cerraron el año con una escalada del 30 por ciento, según datos de Mornigstar.