La lenta agonía de los planes de pensiones

Las aportaciones disminuyen un 20% tras reducir sus incentivos fiscales y los expertos advierten de que pueden desaparecer

La decisión del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de reducir los incentivos fiscales a los planes de pensiones individuales ya tiene sus consecuencias.

En el primer trimestre transcurrido tras la entrada en vigor de esta medida, las aportaciones brutas a los planes de pensiones individuales por parte de los partícipes se han reducido un 20 por ciento respecto al mismo periodo de 2020. Entre enero y marzo de este año se han producido flujos de entrada por valor de 584.522 millones de euros frente a los 720.061 millones de un año antes.