La felicidad bursátil está en la nube

Este año será recordado como una época fatídica para la economía, con algunas excepciones. La computación en la nube es una de ellas

La triunfante salida a bolsa por valor de 3.400 millones de dólares de Snowflake es un excelente ejemplo del éxito del sector a pesar de la triste realidad económica. La compañía de datos en la nube duplicó con creces el precio de su acción en su primer día de cotización.

Ese mismo día, otra empresa de servicios en la nube, JFrog, recaudó más de 500 millones de dólares en su oferta pública inicial. Un ETF global que opera con acciones de servicios en la nube ha subido este año 11 veces más que el mercado general de renta variable.