La bolsa del Reino Unido se pone a prueba

Los inversores vigilan cómo encaja la subida de tipos que el banco central anunció en diciembre

2021 fue el año de la resurrección de la renta variable británica. El FTSE 100 cerró el ejercicio con una revalorización del 21,68 por ciento, ganando por la mínima al EuroStoxx 50 (que se notó un alza de algo más del 20 por ciento). Para este 2022, los expertos han redoblado la apuesta por la bolsa británica. 

Y es que el FTSE 100 se mantiene en máximos de 2021 y se aproxima a la cota de los 7.500 puntos, nivel que no visitaba desde la aparición del coronavirus. Pero, además, hay otro factor que permite al índice seguir la estela alcista del resto de plazas mundiales: «Los procesos de negociación entre la Unión Europea y Reino Unido en términos económicos, si bien supusieron la huida de empresas de territorio británico, fue menor de lo esperado», aclara Diego Morín, analista de IG.