Fondos nórdicos: desconocidos pero rentables

No estaban en el foco de los inversores. Hasta ahora. Aportan diversificación a la cartera y acceso a innovación y criterios ESG

Mientras que la segunda ola de coronavirus azota sin descanso la mayor parte de Europa, los países nórdicos parece que viven en una realidad paralela. Sorprende ver a nuestros vecinos del norte paseando por las calles de sus ciudades sin mascarilla, incluso viajando en el transporte público sin la protección. 

Sus mandatarios optaron, desde el principio de la pandemia, por hacer un llamamiento a la responsabilidad individual de sus ciudadanos. Las medidas por las que apostaron fueron siempre la distancia social y, mientras que en el resto de países europeos se extendía un confinamiento que golpeó la economía, en los nórdicos el cierre nunca fue total.