ETF para replicar la nueva economía china

El recién lanzado índice MSCI China A 50 Connect ya cuenta con fondos cotizados que ofrecen una cartera más equilibrada

Un extremo positivo: el MSCI China A 50 Connect se anota una revalorización de alrededor del 6 por ciento desde que comenzó a cotizar en septiembre. Desde mediados de octubre también arrancaron los primeros derivados sobre el índice. El selectivo ofrece una exposición totalmente distinta al FTSE China A 50.

Hace unos meses, MSCI lanzó su índice MSCI China A 50 Connect, que aglutina a los cincuenta valores de megacapitalización en el mercado A de acciones que cotizan en las bolsas de Shanghai y Shenzhen y que están disponibles a través de Stock Connect. Incluye, entre otras, al principal fabricante de licores de China, Kweichow Moutai, el fabricante de baterías para automóviles eléctricos Contemporary Amperex Technology y el fabricante de materiales para paneles solares LONGi Green Energy Technology.

De manera inmediata, este nuevo índice atrajo la atención de los gestores (con el lanzamiento de fondos cotizados sobre este nuevo índice) ya que veían en él un fiel reflejo de la revolución económica que ha puesto en marcha el presidente Xi Jinping. «El gobierno quiere aumentar la localización y la autosuficiencia», explica Devan Kaloo, jefe de inversiones globales de Abrdn. Por ese motivo se apuesta por el consumo y las marcas nacionales. Además, está fomentando el desarrollo de un liderazgo tecnológico propio en áreas como la industria de los semiconductores y al mismo tiempo se está produciendo «una revolución verde, un fuerte compromiso con el objetivo cero neto, por lo que está en marcha una revisión del sector de los servicios públicos», señala el experto.