Estampida de inversores en el IBEX

El número de inversores que opera solo con valores españoles cae un 35%. El volumen negociado está en mínimos de 22 años

Estrategia fallida: La implantación en España de la tasa Tobin no le ha salido bien al Gobierno. Con ella pretendía recaudar 850 millones en 2021 y a cierre de noviembre solo ingresó 288 millones, un 33,8 por ciento de lo previsto. Lo que sí ha conseguido, según BME, es reducir la inversión en las cotizadas españolas y beneficiar a compañías de otros mercados no sujetas a la tasa.

Los inversores salen en estampida del IBEX 35. La bolsa española seduce cada vez menos. El número de inversores que opera solo con valores nacionales ha caído un 35 por ciento en 2021. Como consecuencia, la negociación sigue bajando y ya acumula seis años de caídas consecutivas. 2021 cerró con un volumen negociado en renta variable de 378.120,9 millones de euros, un 11,9 por ciento menos que el año anterior, y el nivel más bajo registrado en los últimos 22 años. Esta cifra queda muy lejos de los máximos de 1.665.873 millones alcanzados en 2007. 

Este descenso en la cifra de negociación también se ha notado en otras bolsas europeas, pero en menor medida. Sus caídas rondan una media del 5 por ciento, menos de la mitad que en España, mientras que las bolsas americanas y asiáticas experimentaron el año pasado subidas superiores al 9 y al 21 por ciento, respectivamente. La diferencia se debe a que «la bolsa española ha dejado de tener interés para los grandes inversores institucionales internacionales, que al final son los que marcan las pautas de los mercados», reconoce Antonio Castelo, estratega de iBroker.