El riesgo climático va a la cuenta de resultados

Algunos negocios están afectados por el cambio climático y los accionistas tienen la obligación de asegurarse que los gestores toman medidas

Nassim Taleb, conocido por la teoría del cisne negro, nombra a menudo la importancia de los efectos de segundo orden. Se trata de entender que cada acción tiene una consecuencia y que cada consecuencia tiene a su vez otra consecuencia.

Cuando desde el mundo de las inversiones hablamos de cambio climático, obviamente no nos referimos solo al aumento global de la temperatura, sino de los efectos que éstos pueden tener en los modelos de negocio y en la sociedad.