El efecto vacuna agita las divisas

Los países con mejores ritmos de vacunación abrirán antes sus economías, lo que se traduce en un incremento de sus divisas

El impulso de las vacunas contra el Covid-19 a escala global está cambiando las reglas del juego en el mercado de divisas, dejando en algunos casos nuevas oportunidades de inversión. En una operativa dominada por los diferenciales de crecimiento entre los distintos países, y por las políticas monetarias de los bancos centrales, el dispar ritmo de vacunación se impone como el nuevo elemento disruptivo que hay que tener en cuenta para armar una estrategia de divisas.

Según un estudio de Bloomberg, cuatro de los cinco países que lideran el ranking de vacunación vieron aumentar sus divisas frente al dólar durante el mes de enero. El progreso de las vacunas fue especialmente claro en el caso de la libra esterlina e igual de intenso en el shekel israelí. Incluso la esperada debilidad del dólar por la que apostaban muchos economistas en un entorno de gran expansión fiscal y bajos tipos de interés se está poniendo en tela de juicio. Por el contrario, el caótico ritmo de inmunización en Europa y los problemas de suministro con Astrazeneca lastraron al euro.