El ahorro se vuelve más conservador a partir de los 50 años

El refugio de los ahorradores a partir de los 50 años se concentra, por su mayor aversión al riesgo, en PPA, SIALP, PIAS y rentas vitalicias

Obtener una rentabilidad aceptable asumiendo poco riesgo se ha convertido en un objetivo utópico desde que el precio del dinero ronda el cero por ciento.

Y en este escenario bregan ahorradores conservadores de más de 50 años que huyen de la renta variable y de los fondos de inversión porque quieren defender sus ahorros aún a costa de asumir bajos retornos.