Dos lastres y la anemia del IBEX

La debilidad del índice español respecto a sus pares europeos, una mayor competencia y la tasa Tobin hunden la contratación

Los volúmenes de negociación de la bolsa española siguen perdiendo cuota. Desde el cierre de 2015, cuando el negocio en renta variable fue de 962.138 millones de euros, la caída no se ha frenado hasta alcanzar en 2020 los 429.336 millones.

Esta tendencia bajista se acentúa, según los últimos datos ofrecidos por Bolsas y Mercados Españoles (BME) referidos al mes de marzo, en que la bolsa española negoció en renta variable 35.153 millones de euros, el 36,6 por ciento menos que en el mismo mes de 2020.