«¿Burbuja? La transición energética tiene más aspectos de los que creemos»

Entrevista con Nabil El-Asmar, CEO de Vontobel en España: «El atractivo de los fondos de transición energética durará décadas», asegura

Nabil El-Asmar es el máximo responsable en España de Vontobel, la gestora que hace 13 años, en plena caída de Lehman Brothers, lanzó el que hoy es un buque insignia en la industria de los fondos de transición energética.

En esta entrevista con la revista INVERSIÓN, pone en valor el «doble dividendo» del producto. Pero aclara: «no es un tema altruista». «Si hubiéramos fallado, los clientes habrían buscado cómo compensar las emisiones por su cuenta».

Europa es la locomotora en finanzas ESG. ¿Joe Biden intentará aproximarse a la UE o no se dejará influir?

Biden prevé dar un giro en finanzas socialmente responsables al que todos los que participamos de ella damos la bienvenida. Como indicaba, EEUU, siendo la primera potencia mundial, está bastante rezagado en cuanto a normativa y planes a largo plazo relativos a la lucha contra el cambio climático. Por tanto, puede ser un catalizador el giro de Washington. 

De todas formas, y precisamente porque Europa es una locomotora, como muchas gestoras de fondos –tanto europeas como estadounidenses– llevamos mucho tiempo fomentando las inversiones ESG. Así que pensamos que, incluso sin este giro de la Administración Biden, el acelerón de los EEUU hubiera terminado por llegar. 

Me explico: las gestoras de fondos, cada vez más, exigimos que las compañías en las que invertimos cumplan una serie de criterios. Por tanto, desde abajo hubiéramos empujado en cualquier caso. 

Las asociaciones ecologistas remarcan que hay una debilidad en la taxonomía europea ya que aún da pie al green washing. ¿Comparte este diagnóstico?

En primer lugar, las asociaciones ecologistas merecen todo nuestro respeto. De hecho estas asociaciones, desde el activismo, han sido pioneras en denunciar situaciones que luego la sociedad ha hecho suyas. Sin embargo, no coincidimos con ellas en esta crítica. 

La taxonomía de la UE es muy ambiciosa ya que intenta regular algo que, en el fondo, es muy ambicioso. Es un proyecto a muchos años y que nos llevará a ser neutrales en 2050. Como toda normativa, y no solo en inversión verde, sino en general, tiene lagunas. Podrá ser mejorable y probablemente en los próximos años veamos revisiones; pero la taxonomía lo que marca son las reglas de juego. 

Y esas reglas de juego obligan, por ejemplo, a las compañías a presentar informes respecto a cuál es su impacto en el medio ambiente. ¿Puede haber green washing? ¿Puede una compañía falsificar sus informes?… Bueno también una empresa puede intentar falsificar sus cuentas. 

Pero hay otros actores, como las agencias de rating, los auditores y las gestoras de fondos, que están para fiscalizar. Creemos que es un marco de juego que también limita qué se espera de cada actor. Y, a partir de ahí, nos parece muy positiva.  

En un marco cada vez más explosivo en productos relacionados con la lucha contra el cambio climático, Vontobel luce el Fund-clean technology. ¿Qué lo diferencia del resto del mercado?

Es cierto que hay cada vez más referencias, pero esto es muy positivo porque eso hace que el partícipe tenga más dónde elegir. Sucede como en las grandes rivalidades deportivas: que tengas alguien compitiendo hace que el nivel de exigencia sea mayor. También sube la calidad de los fondos propuestos. 

Sin embargo, como comprenderá, me toca barrer para casa y destacaría tres elementos únicos sobre nuestro fondo. El primero de ellos es el histórico. Nuestro fondo se lanzó en noviembre de 2008. Recuerde que hablábamos entonces de la quiebra de Lehman Brothers, se produjo en septiembre, de crisis subprime, de rescates… Mientras, nosotros, lanzábamos nuestro fondo de transición energética.

El segundo elemento diferenciador es que esos 13 años de histórico se han desarrollado con una relación muy atractiva en cuanto a rentabilidad/riesgo de este producto. Y el tercer punto fuerte es que el fondo intenta tener un doble impacto positivo. Invirtiendo en este fondo, mejoramos el mundo en el que vivimos. Estos tres elementos nos hacen presentar una oferta muy seria dentro del abanico tan amplio al que se refiere. 

Nabil El-Asmar, CEO de Vontobel en España, lee el reportaje ‘Criptodivisas en guerra’, que la revista INVERSIÓN publicó en su número 1.236 (fotografía: Álvaro Benítez/INVERSIÓN).

Intente buscar el punto de autocrítica. Sabemos que hay un gran número de referencias y estamos en una etapa muy marcada de tipos bajos. Estas épocas suelen ser abono para las burbujas…

Cuando uno ve los resultados que este tipo de productos ha tenido en los últimos años y noticias como la compra de plantas solares por los private equity con unas primas bastante altas, es lícito preguntarse si hay una burbuja. Creemos que no, por dos motivos. 

En primer lugar, hablamos de, por ejemplo, nuestro fondo de inversión donde nuestros gestores están día a día siguiendo las compañías en las que estamos invertidos. Una parte fundamental del proceso de inversión es ver las valoraciones. Si una compañía nos gusta mucho desde el punto de vista de la transición energética, pero no ofrece ningún potencial de rentabilidad porque ya ha alcanzado unas valoraciones muy altas, directamente no entramos. 

De la misma manera, si ya estamos invertidos y se ha producido un rally, vendemos y buscamos sustituto. Por otro lado, la transición energética tiene más aspectos de lo que la gente cree. No se trata de invertir solo en placas solares, por ejemplo. Al final trabajamos con seis pilares para diversificarnos. 

¿Y cuáles son esos pilares antiburbuja?

Cada uno está asociado a un ODS (objetivo de desarrollo sostenible) de los 17 que marca la ONU. El primero es industrias de materiales eficientes; el segundo, agua limpia; el tercero, energía limpia –quizá el más conocido por todos–; el cuarto, transporte de bajas emisiones; el quinto, materiales de construcción; y el sexto, reciclaje.

Concretamente el pilar de energías limpias representa un cuarto de nuestra cartera. De modo que con estos seis pilares balanceamos para no caer en los posibles excesos que usted señala y que, es posible, que en algunas compañías se hayan podido dar.

¿Estos seis pilares no dificultan el seguimiento del inversor? ¿Qué herramientas tiene para contrastar el impacto real de sus inversiones?

Es la clave puesto que solo puedes cumplir aquello que puedes medir. En Vontobel, en primer lugar, distribuimos informes trimestrales que detallan el impacto que tiene el fondo. Pero para hacerlo mucho más accesible, hemos desarrollado la calculadora de impacto.

Pregunta por el importe que se desea invertir. Cuando se introduce la cifra –la que sea, desde un euro hasta lo que cada uno quiera–, la calculadora devuelve cómo esa cantidad beneficiaría, de invertirse, al planeta . Si pusiéramos 10.000 euros, el dato que nos daría es que se reduciría la emisión de CO2 en 46 toneladas. Equivale a la emisión de 27 coches durante un año. Así como muchas más variables y no solo con el CO2. 

Ahora mismo, el patrimonio del fondo es de 1.400 millones, que tiene un impacto, según nuestra calculadora, equivalente a suprimir la polución de un año del tráfico de Madrid. 

Pero los suscriptores de fondos como el suyo, ¿a qué cifra dan más importancia? ¿A las toneladas o al rendimiento?

No es un tema altruista. No estamos invirtiendo nuestro dinero en una ONG: es un fondo de inversión. Por tanto, importa el perfil de rentabilidad/riesgo del producto para obtener un rendimiento financiero. Lo que ocurre es que, en paralelo, se consigue mejorar el mundo en el que vivimos. Creo que, al tiempo que consigues una rentabilidad interesante y además esa inversión tiene un impacto real, crea satisfacción al suscriptor. 

Probablemente, si el fondo lo hubiera hecho fatal durante 13 años la gente diría «mire, prefiero intentar yo reducir las emisiones por mi cuenta». Pero es que, en nuestro caso, se da el doble dividendo. Por otro lado, la idea de inversión es a largo plazo así que uno puede pensar que lo que viene en las próximas décadas serán muchas oportunidades. Así que el atractivo de este tipo de productos no está agotado.

Infiero que planear la jubilación en base a fondos de transición energética es para usted una buena idea…

Depende del perfil y siempre tras consultar con su asesor. Pero es una temática que creemos que seguirá presentando oportunidades interesantes porque no es un tema puntual. Puede haber burbujas, como usted preguntaba antes, en alguna compañía o en algún microsector; pero es un abanico tan amplio y una tendencia secular tan potente, que continuará habiendo muchísimas oportunidades. 

En portada