Brexit. Los fondos británicos se asfixian en el ultimátum del 15 de octubre

La incertidumbre del Brexit azota la renta variable británica y lleva a pérdidas a los vehículos que invierten en ella

El estallido de la pandemia de coronavirus desplazó al Brexit de la primera línea atención de los mercados. Ahora, que las bolsas no tienen otro remedio que convivir con el virus, la salida del Reino Unido de la Unión Europea vuelve a cobrar relevancia. 

Las dos partes deben retomar con urgencia las negociaciones puesto que las manecillas del reloj siguen corriendo. Cada vez queda menos tiempo para acordar los términos de su futura relación comercial.