Albert Bourla, Pfizer y Julio César

Sobre la importancia de la estética en el gobierno corporativo y su impacto en bolsa

Se atribuye a Julio César la frase “la mujer del César no solo debe serlo, sino también parecerlo”. Sobre el origen de esta frase mítica, los historiadores ofrecen dos interpretaciones posibles. Unos sostienen que el senador romano la pronunció tras conocer la presunta infidelidad de su segunda esposa, Pompeia Sila.

Otros, sin embargo, mantienen que ésta fue la frase que dijo Julio César a su amante, Servilia, cuando ella le pidió matrimonio. El militar, siendo consciente de que su relación adúltera ya era la comidilla de Roma, le respondió con la frase en cuestión.