Valores para pasar tranquilos el verano

Cómo invertir sin que la variante delta ni la inflación arruinen sus vacaciones

Cómo invertir sin que la variante delta ni la inflación arruinen sus vacaciones

Raras veces hay un verano tranquilo en bolsa. Y este año tampoco está siendo distinto. Agazapada entre los rescoldos de una crisis sanitaria, que se creía ya superada, y eclipsada por el fuerte rally alcista que impulsó al mercado desde noviembre, la variante delta del coronavirus se convirtió en la nueva amenaza para las carteras.

Con la sombra de la inflación acechando en segundo plano, pues el riesgo nunca desapareció, la quinta oleada de la pandemia alejó a los principales indicadores de sus máximos anuales. La cuestión es si el riesgo de entrar en un mercado bajista es real o estamos tan solo ante la típica corrección de verano amplificada por el menor volumen y la alta volatilidad. Los analistas consultados descartan escenarios de pánico pero insisten en que las caídas tampoco serán flor de un día. El sesgo defensivo está más que justificado.