Un nuevo mundo de oportunidades

Los bonos y acciones de los países emergentes se perfilan como los activos más rentables a nivel global en los próximos 15 años

El vuelco de los mercados en noviembre ha tenido en los países emergentes la mayor exhibición de empuje y fortaleza. Un conjunto de vientos de cola, desde los bancos centrales acomodaticios hasta el cambio inminente de presidente en los Estados Unidos y el progreso de la vacuna Covid-19, ha llevado a los activos emergentes a marcar algunos hitos impresionantes. 

Los bonos han eliminado sus pérdidas del año hasta la fecha, mientras que el índice MSCI cerró su mejor mes desde marzo de 2016. Un aperitivo de lo que espera a estos mercados en 2021. UBS calcula que las acciones de estos países se convertirán en el activo de renta variable que más rentabilidad dé a los inversores en los próximos 15 años, con unas ganancias del 9,4 por ciento anual.