Semiconductores: el «nuevo petróleo» para los inversores

El sector vive un momento dulce en bolsa. Las navieras también destacan entre los negocios que ganan con la escasez global

La disrupción de las cadenas de suministro y la escasez de materias primas supone una amenaza para miles de compañías, sectores enteros y el conjunto de la economía mundial. Solo por poner un ejemplo, la producción industrial de China mostró recientemente síntomas alarmantes en este sentido al moderar su avance hasta el 6,4 por ciento interanual —frente al 8,3 por ciento de julio—. Entre los causantes de esta ralentización destacó el impacto que la falta de semiconductores provocó en la producción y en las ventas del sector automovilístico por tercer mes consecutivo.

También compañías como Apple, Toyota, Ford, Volkswagen o General Motors han anunciado retrasos en la producción, lo que necesariamente va a provocar una reducción de las ventas.