Retrato robot del criptoinversor

Su vecino más insospechado hace tiempo que paga en el restaurante con bitcoins y siente poca atracción por el mercado de valores

Si cree que su vecino, el amable economista de 40 años, invertía en acciones del IBEX 35 y en fondos y bonos, está muy equivocado. Su pasión son las criptodivisas y en los restaurantes paga la cuenta con bitcoins.   

El retrato robot del criptoinversor acaba con falsos mitos. Los inversores en criptomonedas no son frikies sin formación. La mayoría, como su vecino, son licenciados universitarios, principalmente economistas y abogados, con un salario elevado, que buscan lograr una alta rentabilidad en poco tiempo.