¿Qué hacer si un fondo bajista irrumpe en sus acciones?

Los mejores estrategas recomiendan conservar la calma y ceñirse al largo plazo si los bajistas entran en empresas invertidas por usted

La evidencia de que las operaciones bajistas forman parte de la realidad diaria de los mercados obliga a los inversores minoristas a conocer su funcionamiento y, llegado el caso, a extremar las precauciones. Pero evitando tomar decisiones precipitadas. A pesar de que los inversores bajistas suelen estar demonizados, su presencia en un valor no siempre implica que los títulos sobre los que se han posicionado tengan que caer. 

Su mala fama les precede porque «en teoría van en contra de lo que se supone que es bueno para el mercado», es decir, que todos los activos suban, explica Gonzalo Lardiés, gestor de fondos de Andbank. Pero muchas veces juegan un papel fundamental en la correcta formación de los precios. Hay distintas razones por las que los grandes fondos toman posiciones bajistas. Por ejemplo, pueden considerar que una determinada empresa o sector están sobrevalorados, o simplemente se pueden limitar a aplicar estrategias neutrales o de pares (están en largo en un activo y en corto en otro).