Predicadores de la causa verde en una marea negra

La mayor apuesta en una década de los inversores por el petróleo enfanga la conferencia sobre el cambio climático COP26

El planeta se la juega en la COP26, la conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático que se celebra del 31 de octubre al 12 de noviembre en la ciudad escocesa de Glasgow (Reino Unido). La cita, a la que asistirán más de 120 líderes mundiales (entre ellos, el español Pedro Sánchez), está considerada como la última oportunidad de controlar el calentamiento global. Si bien, el momento de mayor trascendencia en la lucha contra el efecto invernadero se ha topado con una dura realidad: el petróleo, uno de los mayores causantes de emisiones contaminantes, ha vuelto a convertirse en la estrella de las inversiones. 

Su fuerte revalorización —del 350 por ciento en 18 meses— atrae de nuevo a los gestores de fondos, de tal manera que estos han elevado su exposición a las acciones de petróleo y gas en 23 puntos porcentuales en el último mes, la mayor sobreponderación desde marzo de 2012, según una encuesta a inversores profesionales de Bank of America (BOFA).