Otras formas de invertir en criptomonedas

De los derivados a los tokens. Las criptos ofrecen novedosas y diferentes herramientas para canalizar las inversiones

Una de las formas de invertir en criptomonedas que más popularidad ha ganado en los últimos años es la inversión mediante derivados. Se trata de especular con los movimientos de los precios mediante un contrato por diferencias (CFD), lo que implica que en realidad no se compran las monedas sino el activo subyacente. Como cualquier operativa con derivados, hay ventajas, pero también inconvenientes. 

Una de las mayores ventajas de operar con derivados es la liquidez, que mide el tiempo que se tarda en convertir una criptomoneda en efectivo sin que esto tenga impacto en el precio del mercado. A mayor liquidez, mejores precios. En general, «el mercado de criptomonedas se considera ilíquido porque las transacciones se dispersan en diferentes mercados», explican en IG. Esto significa que operaciones menores pueden tener un gran impacto en los precios.