Materias que apremian

Las materias primas siempre están circundando y, en momentos de crisis, son presa de variaciones importantes, desequilibrios y especulación desmesurada

España quiere cultivar en tierras de obligado barbecho para aumentar la producción de trigo.

Las materias primas constituyen un elemento fundamental para diferentes eslabones de cualquier economía y, al igual que las fuentes de energía, revelan las dependencias y debilidades de cada cual. La invasión de Ucrania ha cortocircuitado algunos de estos mercados.

En países como España causan algunas disrupciones nada triviales. Las gramíneas, como el maíz y el trigo, el aceite de girasol y los fertilizantes están entre algunas de los más afectadas. La OCDE ya señaló recientemente los problemas específicos de España por las dificultades o imposibilidad de importar algunos de estos productos. Por ejemplo, en el caso del trigo, el 11 por ciento de las importaciones vienen de Ucrania, frente al 1 por ciento de Alemania o el 2 por ciento de Francia.