La acción gripada de Telefónica

Las dudas sobre su evolución a largo plazo persisten, a pesar de la revalorización que se apunta este ejercicio

El consenso de los analistas dice que Telefónica merece cotizar por encima de los 3,9 euros que marca actualmente. En concreto, le da un precio objetivo de 4,62 euros, con un potencial del 17 por ciento desde los niveles actuales. Pero no nos volvamos locos. No se trata de que la compañía se haya convertido en la nueva ‘querida’ del mercado, tras la revalorización del 21 por ciento que ha vivido este año. Más bien, que se sitúa a unos niveles que podrían ser considerados atractivos, todavía muy lejos de los precios que tocaba antes de la crisis del Covid-19.

Iván San Félix, analista de Renta 4, se sitúa en el bando de los expertos entre los que Telefónica tiene un considerable predicamento: «Creo que vale bastante más. Y eso se ve cada vez que hace una operación corporativa, donde vende a múltiplos más caros de los que cotiza», dice.