Renace el gran enemigo del inversor

Las inyecciones masivas de liquidez para luchar contra el coronavirus colocan a la inflación en el radar de los inversores, que buscan protección

La inflación, el aumento sostenido y generalizado del nivel de precios, es el enemigo natural de los inversores y podría estar de vuelta mucho antes de lo esperado. Lleva décadas sin ser un gran problema pero las inyecciones masivas de liquidez aprobadas por los bancos centrales para luchar contra la pandemia del coronavirus han abierto el debate sobre el repunte de los precios.

De hecho, algunos gigantes de Wall Street creen que el problema estará pronto en la agenda de los inversores, y aunque los economistas no ven un riesgo inminente de que los precios se desboquen a corto plazo, si reconocen que, a medio plazo, las presiones pueden ser al alza.