Inestabilidad para rato

Afloran amenazas latentes para inversores y ahorradores. ¿La principal? Los bancos centrales serán las mayores fuentes de volatilidad

La inestabilidad se ha instalado en los mercados. Y por mucho tiempo. Las amenazas acorralan a los inversores y eso se traduce en volatilidad, en fuertes y rápidas sacudidas del precio de las acciones. El índice VIX, el conocido como índice del miedo, refleja que los mercados están nerviosos. Recientemente tocó los 31,96 puntos, el nivel más alto desde octubre de 2020.  

La retirada de los estímulos de los bancos centrales será el principal generador de volatilidad de las bolsas porque, como explica Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School, «no sabemos cuándo subirán los tipos ni tampoco cuánto». Pero los mercados temen que esta normalización del precio del dinero sea muy rápida, lo que generaría nuevos episodios de ventas masivas y una desaceleración del crecimiento económico. Carlos Aparicio, director para España y Portugal de MFS Investment Management, recuerda que, hasta la fecha, la volatilidad «había sido suprimida artificialmente por los bancos centrales».