El sapo que nos tragaremos con las pensiones

No hay marcha atrás. Los recortes se impondrán en las futuras jubilaciones

Los futuros jubilados sufrirán una bajada de las pensiones, tal y como exige Bruselas. Este es el dogma que repiten los expertos y que deberá asumir el Gobierno si quiere dar viabilidad al sistema público de pensiones y recibir de la CE los fondos de recuperación que ayuden al país a salir de la crisis provocada por la pandemia. «No hay otra opción», aseguran.  

Desde Bruselas azuzan al Gobierno para que concluya una reforma cuyo objetivo es reducir el gasto en pensiones. Pero las propuestas que este presenta a los agentes sociales en la mesa de negociación y las iniciativas que lleva a cabo generan continuas controversias que retrasa la firma de un acuerdo. La última es la producida al darse a conocer el contenido del Operational Agreement, un pacto suscrito entre el Gobierno español y la Comisión Europea que recoge las condiciones que España tiene que cumplir para recibir los fondos europeos del programa Next Generation, entre ellas la de ampliar el periodo para computar la cuantía de las pensiones, medida que ha concitado el rechazo de los partidos de la oposición y de los sindicatos.