El cóctel mortal para el sector de la distribución

La alteración de las importaciones así como la huelga de transportistas crean 130M€ en pérdidas al día. Pero la oferta se desviará hacia productos con más margen

Lácteos, cárnicos, huevos, pesca, acuicultura, congelados, aceites, conservas, dulces, azúcar, bollería, panadería, cereales, bebidas refrescantes, cerveza, vino, aguas minerales, zumos, café y alimentación para animales son los productos que están en riesgo de desaparecer de las estanterías de los supermercados si continúan los problemas de escasez y de distribución, según Mauricio García de Quevedo, director general de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB). Es decir, prácticamente todo.

Se trata de una situación «gravísima», según este experto, con un impacto de 130 millones de euros diarios en los supermercados y que podría desembocar en un desabastecimiento severo. Especialmente, si las imágenes de estanterías vacías en las tiendas provocan el llamado efecto acopio en los consumidores (lo que sucedió con el papel higiénico o la harina durante el confinamiento).