Desnudando la disrupción digital

El proceso de digitalización acelerada provocado por el Covid-19 no tiene freno. La tecnología seguirá triunfando en las carteras

Numerosas compañías (incluyendo esta revista) se vieron obligadas a digitalizar sus procesos para adaptarse al teletrabajo en marzo pasado, al tiempo que millones de personas se estrenaban en los medios digitales de pago y el comercio electrónico para evitar un posible contagio. 

La revolución digital avanzó diez años de golpe y porrazo, un argumento que sirvió para recalentar aún más las acciones de unas compañías tecnológicas que ya cotizaban por las nubes.