Desabastecimiento, inflación… Las tormentas que vienen

La subida de las materias primas, la parálisis del transporte marítimo y la escasez de semiconductores amenazan a la economía global

En la primavera de 2020 la conmoción social por el estallido de la pandemia llevó a una avalancha de análisis sobre las consecuencias globales. China parecía reaccionar de forma más eficaz y el socorro de Rusia a otros países lograba un gran impacto mediático. La pandemia parecía el acontecimiento que iba a cambiar el mundo para siempre.  

Pero de pronto, el paso a la «nueva normalidad» supuso perder la perspectiva global para centrar la agenda mediática en las preocupaciones mundanas sobre las restricciones, las nuevas variantes y la vacunación. Perdimos la mirada global mientras se han acumulado en el horizonte los nubarrones de varias tormentas globales.