Criptodivisas en guerra

Los tiempos en los que el bitcoin era la única alternativa para los inversores en activos critpográficos quedaron atrás. En la economía pospandemia emergió con fuerza el ether, una moneda digital que ha multiplicado su valor por cinco en lo que llevamos de año y está en condiciones de disputar el trono al bitcoin.

Montada sobre la pujante ola de las finanzas descentralizadas (DeFi), el ether promete algo más que especulación, en la medida en que alimenta proyectos imbricados en la economía real.  Con un abanico de funcionalidades mucho más extenso, la critpodivisa de moda presentó su candidatura a ser uno de los activos más rentables del año.