La gran crisis china

La escasez eléctrica puede representar una amenaza mucho mayor para la economía que la crisis de Evergrande

La crisis del suministro eléctrico en China, que ha cerrado fábricas en todo el país, puede representar una amenaza mucho mayor para la economía que la de Evergrande.

El dragón asiático se enfrenta a una escasez de energía debido a la falta de suministros de carbón, unos estándares de emisiones más estrictos y la fuerte demanda de la industria, que han provocado restricciones generalizadas en su uso. Las fábricas han detenido sus operaciones debido a este problema y a las exigencias del Gobierno de Pekín para cumplir con los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero.