La economía mundial mira más allá de ómicron

Más allá de ómicron: gobiernos de todo el mundo relajan sus medidas para devolver a sus países a una cierta normalidad económica

A pesar de los elevados contagios de ómicron, las clases siguen siendo presenciales

La relajación de las medidas restrictivas por parte de numerosos países, motivadas por la menor gravedad de la variante ómicron y la necesidad de mantener a los profesionales en sus puestos de trabajo y a la recuperación mundial en marcha, ha sido un soplo de optimismo. 

«Estamos dando un gran paso y eso también significa que estamos asumiendo un gran riesgo», declaró el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, antes de que tiendas, peluquerías y gimnasios volvieran a abrir sus puertas, tras un levantamiento parcial del confinamiento a pesar de un récord de nuevos casos.