Evergrande traerá una oleada de fusiones y adquisiciones

Los problemas del grupo inmobiliario apuntan a una próxima consolidación de este saturado sector

La otra crisis en la que está inmersa China, la del grupo Evergrande, ha empezado a hacer mella en el ánimo de los compradores de viviendas y ha obligado a los promotores a rebajar los precios, lo que apunta a unas consecuencias más profundas para la segunda economía del mundo y una consolidación del saturado sector inmobiliario.

Evergrande, que personifica el modelo de negocio de pedir préstamos para construir, está asfixiada por una inmensa deuda y ha dejado de pagar a algunos inversores y proveedores, además de paralizar las obras de muchos proyectos en todo el país.