España suma la deflación a los fantasmas económicos de la pandemia

España lleva ocho meses consecutivos de caída de los precios, un fenómeno que también afecta a la eurozona, con tres meses seguidos en negativo

Imagine que usted fuera el dueño de un hotel en Benidorm y viera cómo las habitaciones de su establecimiento acumulan polvo desde marzo. Su primer impulso sería, muy probablemente, bajar los precios de las reservas para tratar de atraer a la poca clientela que se atreviera a desafiar el miedo a un contagio de coronavirus.

Pues bien, esa ha debido de ser la receta que miles de negocios han aplicado durante los últimos meses en España ante la fuerte crisis de la demanda que el Covid-19 ha provocado en nuestro país. El resultado son ocho meses consecutivos de caídas de los precios que han avivado el fantasma de la temida deflación.