Erdogan tropieza con los tipos

El presidente turco se arrepiente de la bajada de tasas de interés que impulsó

Erdogan ha despedido a sus tres últimos gobernadores del banco central turco por diferencias políticas.

La creencia del presidente Tayyip Erdogan de que una bajada brusca de los tipos de interés supondría un estímulo a la economía turca antes de la celebración de los comicios parece ser contraproducente, en un entorno en el que la inflación alcanza niveles elevados y en el que la caída de la lira frena el crecimiento. 

Fuentes cercanas a la presidencia declararon que Erdogan habría presionado al banco central durante meses, tanto a nivel público como privado, para que impulsara un estímulo monetario como estrategia de apoyo crediticio, respaldo a las exportaciones y al mercado laboral a pesar del auge de la inflación.