Cruceros: el Covid-19 no es el único problema

Los ingresos más fiables de los cruceros, comida y barra libre, se ve amenazada. Los pasajeros se quejan de que los barcos se están quedando sin alcohol

El crucero, uno de los sectores más afectados de la economía de los viajes durante la pandemia, enfrentará tiempos difíciles nuevamente este verano. No será solo por las oleadas continuas de Covid-19, aunque hasta hace unos días, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estaban siguiendo brotes en 84 de los 93 cruceros en aguas de los Estados Unidos, todos con la mayoría de pasajeros y las  tripulaciones vacunados. 

La dificultad para reunir al personal, más la inflación y la guerra han desequilibrado a la industria. Numerosos empleados no pueden viajar a sus barcos, ni obtener visados y algunas líneas están limitando el número de clientes que pagan por viaje.