Cómo reconectar a España con los EEUU

La decisión española sobre el futuro del Sáhara será clave para recomponer las relaciones

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares (d), y el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken (i)

En algunos asuntos, las relaciones entre países se parecen más a las de pareja que a las que se establecen entre socios: las infidelidades se pueden perdonar, pero tardan mucho en olvidarse. Hace tiempo que la abrupta retirada de las tropas españolas de Irak, ordenada por José Luis Rodríguez Zapatero en abril de 2004, ha sido superada por las exigencias prácticas de la relación bilateral entre España y los Estados Unidos.  

Sin embargo, su recuerdo permanece archivado en algún lugar de la memoria institucional norteamericana. Pedro Sánchez no se siente concernido por aquella espantada, pero le está costando mucho anular su impacto.