Astrazeneca intenta curarse a sí misma

Astrazeneca intenta reponerse de la escasez del suministro, la falta de claridad en los datos de los ensayos y las dudas sobre la eficacia que han frenado la distribución de su vacuna en Europa

Decenas de millones de personas de todo el mundo están desesperadas por hacerse con una vacuna contra el coronavirus que pueda salvar vidas.

Mientras, un grupo de sanitarios italianos del sector privado está apelando airadamente al ministro de Sanidad del país para no tener que ponerse la vacuna contra el Covid-19 que se les ofrece: la inoculación de Astrazeneca porque creen que es menos efectiva.