Así ponen las empresas chinas en riesgo la recuperación

El crédito a las empresas chinas se invierte en depósitos estructurados en vez de impulsar los negocios. Este es el impacto global

Con la economía mundial tambaleándose por la crisis del coronavirus, los responsables políticos quieren impulsar los préstamos para que las empresas chinas puedan mantenerse vivas y crecer. El Banco Popular de China (PBOC) inyectó 1,4 billones de yuanes (198.000 millones de dólares) netos en el sistema financiero durante el primer trimestre de 2020.

Sin embargo, recientemente ha vuelto a poner en marcha algunos de esos esfuerzos con medidas que elevan los costes de financiación de las empresas a un máximo de cinco meses. ¿Por qué el banco central haría eso?