Asedio a la aviación

A medida que el coronavirus se convierte en un asedio a largo plazo, aumenta la desesperación. Este es el testimonio de los CEO de la aviación

Las aerolíneas han sufrido las consecuencias de la pandemia del coronavirus más que otras compañías. De la noche a la mañana, se suspendió prácticamente la totalidad de su actividad.

Pero a mediados de 2020 cundía al menos la esperanza de que el Covid-19 no fuera a ser tan virulento como se pensó en un principio, de que los meses más cálidos dieran un respiro, que se aprobaran acuerdos sobre corredores seguros para pasajeros entre dos países en cuarentena... Factores todos ellos que podían animar de nuevo a la gente a volar.